socomarmol@gmail.com
 
Me visitaron                       
 

Poemas de Gaviola Ésta es una pequeña selección de mis Poemas. Y de mis Poemarios. Es lo que de mí quedará cuando me vaya a escribir al otro lado de la Vida.

A Inicio Web A Entrada A Gaviolerías POEMAS Y PROSA A Maginerías Mi Tierra A BEDMAR mi pueblo ¿Que quién soy? A Enlaces 

Último Poemario publicado

Novedoso experimento a seis voces

Índice Cronológico de Poemas y Poemarios
Ir a Índice Alfabético

 

Último Poema inserto

Un homenaje al año 2011 que se fue

Poemas
y Poemarios Viejos

Porque escribir un poema
es participar de la obra de la creación

 

Poemas Alfabéticos
(Varios)

 

 ...Y para el Año Nuevo   (89/2011)

 
 
 
 

 

 

Poemas
y Poemarios Nuevos
 
Seguir viviendo  
   Poemario 2009/1

 

 Donde muere la luz

 

Diario antiguo de Viejas Primaveras

 

Metamorfosis

 

Mi Mamá me mata

 

Los "porqués" y los "quiénes" de Gaviola
Poemario de perplejidades (2007)

 
Preseas y Tumbagas
o Poemario de Otoño (2007)

 

 Ebria de llano y distancia
Poemario de recuerdos (2007)

 

Desgarros de Luna Poemario 1/2008

 

Es mi hija...  

 
El Libro del Des-Amor 
 
El dolor se hizo carne

 

 
 
Búsquedas y Encuentros (2011)
 

Recuerdo que una tarde... (2010)

 

El corazón del Chimborazo Poemario 2009

 

 

 

 

 
Poemas Dedicados
(Poemas para alguien o algo especial)
  VOLVER A GAVIOLERIAS  
A Inicio Web A Entrada A Gaviolerías POEMAS Y PROSA A Maginerías Mi Tierra A BEDMAR mi pueblo ¿Que quién soy? A Enlaces 
     
     
 
 

89/2011

 …Y PARA EL AÑO NUEVO

 

Son tantos años ya haciéndome propósitos…

Empecé más de cuarenta y nueve regímenes de adelgazamiento

que siempre me estallaban en las costuras de cada primavera,

justo en el lado izquierdo del costado.

Llevo ya acometidas seis decenas de Eneros

inscrita en un gimnasio, en yoga o en taichí

hasta que… a eso de finales de Febrero

mis pobres huesos alzan bandera blanca con desánimo.

Aprendí, una vez y otra vez,

a intentar defenderme malamente en un inglés precario y provechoso

(francés casi lo hablaba desde chica):

Ai-lov-yu[1] (…más que a nadie en el mundo).

Ai-wont-tu-it[2] (…pero no cualquier cosa;

mi deseo –alguna extraña tarde de pastelillos rosas-

era comerme a besos a mi desconocido acompañante).

Promesas, intenciones, propósitos de enmienda…

Este año, -después de un recorrido deslumbrante-

vuelvo a mirar atrás desconcertada:

son demasiados años ya, intentando proyectos incumplidos,

y ha llegado la hora de hablar en mi descargo.

Discúlpame

si llegaste hasta mí en busca de un abrazo

y encontraste mis brazos de viaje

(Viajar sin rumbo fijo me fascina).

Discúlpame que hablara de lo mío

la tarde en que todo el espacio del dolor

se encontraba amueblado por tus cosas

(¡Me lastimaba tanto mi árido silencio permanente…!).

Discúlpame las prisas, las lágrimas tardías. Y las inoportunas,

aquellas que arrugaron la seda de tu júbilo.

Discúlpame mi modo analfabeto por no saber leer tu dádiva entre líneas

y el pródigo fervor de tu renuncia.

¡Discúlpame!

No ha sido tan sencillo des-amarte sin conocer la clave del arraigo.

¡Son tantos años ya haciéndame propósitos inciertos…!

 

Discúlpame por fin; sí, disculpadme todos

si asalte vuestro albergue con la mano extendida

igual que una indigente callejera…

 

Gaviola en CasaChina. En un 31 de Diciembre de 2011


 

[1] I love you

[2] I want to eat

 

Subir a Poemas Alfabéticos