A Inicio A Entrada A Gaviolerías: PROSA  y  POEMAS A Maginerías A Enlaces ¿Que quién soy? gaviola@eresmas.net

A Poemas de Gaviola

 

LOS "PORQUÉS"  y los "QUIÉNES"

de GAVIOLA

Poemario de Mínimas Incertidumbres

Los Índices

 
Los "Porqués"

 

 

 

y

 


Los "Quiénes"

 

A Inicio A Entrada A Gaviolerías: PROSA  y  POEMAS A Maginerías A Enlaces ¿Que quién soy? gaviola@eresmas.net
 

                                                

Los Poemas

         

 
  
               

¿Quién andaba cortando? 

¿Quién andaba cortando
latidos de amapola
tiñendo de inocencia el trigo verde?
¿Y quién se volvió trigo
maduro y amarillo
mientras que la amapola declinaba?

 

         
               

¿Por qué las amapolas?

¿Por qué las amapolas
 se visten de monagos 
para perseguir trigos?
¿Y por qué segar trigos 
existiendo amapolas?
¿Por qué no se arrepiente 
la rosa de ser rosa?
¿Y por qué ser espina 
taimada entre el perfume? 

 

 
   
 
               

¿Quién dibujó aquel día?

¿Quién dibujó aquel día
 dulcísimas caricias vislumbradas
a través del teléfono
mientras se rezagaba
un palpable arrebato contenido
envuelto en celofanes de mesura?

 

   
               

 ¿Por qué el amor vehemente?

¿Por qué el amor vehemente?
se vuelve del color de la amapola?
¿Y por qué la amapola
salpica con su sangre los sembrados
que no le pertenecen?

 

 
   
 
               

¿Quién encendió la luna?

¿Quién encendió la luna
justo en aquella esquina
de la tarde?
¿Quién hurgó en el latido
amante de la luz?

 

   
               

¿Por qué decían sus ojos?

¿Por qué decían sus ojos
y luego se callaron…?
¿Por qué los ocultaba
detrás de aquel mutismo
de locuaz desaliento?

 

 
   
 
               

¿Quién se sabe el camino de regreso?

¿Quién se sabe el camino de regreso?
¿O acaso no hay regreso?
¿O acaso no hay camino?

 

   
               

¿Por qué no me devuelven?

¿Por qué no me devuelven al segundo
exacto, melancólico, sublime,
en que nuestras miradas copularon
para engendrar el rapto del deseo,
la entrega apasionada que no fue?

 

 

   
 
               

¿Quién va a ser esta vez?

Y ahora que se apaga
el breve manantial de la locura
el fuego transitorio y fugitivo,
¿quién va a ser esta vez
el dulce farolero
que me encienda la luna
después de madurar
tras 28 días de pretexto
jugando al escondite?

 

   
               

¿Por qué guardas silencio?

¿Por qué guardas silencio 
cada vez que me hablas?
¿Por qué cuando te callas 
gira toda mi vid
en el sentido inverso
a las estrellas?
¿Por qué amanece nunca 
cuando sobre la almohada 
no está tu voz dormida?
¿Por qué se durmió el tiempo...?

 

 

   
 

 

¿Quién empezó primero?

¿Quién empezó primero?
¿Los labios, la mirada o el latido?
Y luego ¿quién detuvo
el mágico latir de aquellos días?

 

   
               

¿Por qué se ruboriza?

¿Por qué se ruboriza 
la tarde por la tarde
y se cuelga cerezas 
en sus ojos perversos?
Y después de dormirse...
¿por qué anochece en grises 
y en heridas abiertas?
¿Por qué ya no hay rubores...?

 

 

   
 
 
¿Quién te mandó callar?
¿Quién te mando callar?
¿Quién le puso silencios
al  súbito y fatal deseo anónimo 
a la dulce canción accidental
al pentagrama de aquel Mayo tardío?

 

   

¿Por qué le nacen canas?

¿Por qué le nacen canas a la vida 
si ha muerto tan pequeña?

 

 

   
 
 

¿Quién podrá convencerme?

¿Quién podrá convencerme
de que el empeño hilandero de las prímulas
que rompieron por marzo las escarchas
anunciando la muerte del invierno
no fue un sólido amor apasionado
siquiera por un día?

 

   
               

¿Por qué los pararrayos?

¿Por qué los pararrayos
no paran el dolor de una mirada
ni detienen el tiempo cuando es tiempo?
 
 

   
 

 

¿Quién va a llevarle flores?

¿Quién va a llevarle flores
a nuestro muertecito
si es tan diminuto
...tan extraño?

 

   

               

¿Por qué la vela herida?

¿Por qué hay una vela a la deriva
con viento de costado
y una quilla
con el costado abierto
a la altura del aire?
 
 

   
 

 

¿Quién susurraba amor?

¿Quién susurraba amor
detrás de la cortina
antes de levantarla
y ver que no había nadie?
 
   

               

¿Por qué los miedos?

¿Por qué los miedos 
siempre se refugian
al pairo del amor?
 
 

   
 
 

¿Quién subió las campanas a la torre?

¿Quién subió las campanas a la torre?
a lomos del rosario de la aurora?
¿Y quién me despertó con campanillas
besándome el aliento
antes de amanecer?

 

   
               

¿Por qué mis brazos?

¿Por qué siendo mis brazos 
tan estrechos
abarcan todo el mar que te cobija?
 
¿Y por qué te cobijas en el mar
sin ver el oleaje de mis brazos?

 

 

   
 

 

¿Quién vino aquella tarde?

¿Quién vino aquella tarde
a desarmar las risas
cuando ya se habían ido las tristezas
a invernar en el Sur?

 

   
               

¿Por qué nadie me dijo?

¿Por qué nadie me dijo
que algunas primaveras eran falsas?
¿Por qué quiso el otoño
disfrazarse con flores de cerezo?
¿Por qué seguir latiendo
con pétalos tardíos...?

 

 
   
 

 

¿Quién me compra este saldo de tristezas?

¿Quién me compra este saldo de tristezas?
Necesito venderlo cuanto antes
Para comprarme lágrimas de ámbar…
 
   

 

¿Por qué vive obstinado?

¿Por qué vive obstinado
el sol de media tarde
en seguir rezagándose
y declinar olvidos?

 

   
   
 

 

¿Quién va a ser el primero?

¿Quién va a ser el primero
en destapar la caja de sus sueños?
¿Y quién saldrá corriendo
cuando el despertador nos adormezca?

 

   
               

¿Por qué te sigo amando?

¿Por qué te sigo amando
ahora que te olvido con encono?

 

 

   
 
               

¿Quién fue...?

¿Quién fue

quien arrancó la última violeta

de mi primer invierno?

 

   
               

¿Por qué será?

¿Por qué será

que el más inútil

de todos los inútiles

iba gritándole al amor

sus inutilidades?

 

 
     
 
               

¿Quién acostó a la cama?

¿Quién acostó a la cama tan temprano?

¿Y quién robó los sueños de mi cama

antes de despertarme?

 

     
               

¿Por que tiene mi cama?

¿Por qué tiene mi cama tanto sueño

si yo estoy desvelada y esperando?

 

 

A Inicio A Entrada A Gaviolerías: PROSA  y  POEMAS A Maginerías A Enlaces ¿Que quién soy? gaviola@eresmas.net