Ir a Inicio

A Gaviolerías

A Enlaces

¿Que quién soy? gaviola_aznaitin@yahoo.es

 

DIARIO ANTIGUO DE VIEJAS PRIMAVERAS

Volver a Poemas de Gaviola

ÍNDICE

(Sonido: Canción de  Primavera.-Mendelson-)

ENTRE PARÉNTESIS, TUS LABIOS
(Mixto)

 

        Entre paréntesis tus labios: contorno imperceptible, cuando duermes, de sonrisa germinada bajo recuerdos viejos… Presente acorralado entre dos pliegues largos y tristísimos.

      En alguna vereda
              que no anduvimos juntos
                                te cincelaron,
                                          en carne adolescente,
                                                            el primer beso.

 

       Es como si besaras miedos extraviados en mitad de barrancos sin salida. Es como si tus labios tantearan vientos inmaculados: castidad derrochada a manos llenas en un lugar maldito del pasado...

    …ausencias fantasmales
                     deslindando en tu boca fatigada
                                     el desolado coto de tu  gesto.

 

       Sonríes. Alguna vez sonríes desde tu enajenada lejanía; y yo siento que un pánico sin tiempo inicia el abordaje de tus ferocidades rugiéndole al olvido que no llega.

  Soy piedra rendida a la galerna,
                 soy yunque que se duele
                     de un beso incandescente entre cenizas,
                         dócil  metal abierto,
                                    molécula a molécula
                                               al golpe del martillo.



       Te sosiegas. A veces, por las tardes, te sosiegas, te entimismas, te pierdes con los ojos ausentes y vacíos, porfiándole imitaciones estivales al fuego mineral que entibia nuestro invierno.

    Venteas la memoria igual que un lobo en celo.
                           Escarbas en tus penas encendidas
                                         mientras se van apagando
                                                        nuestras cosas.

 

       El fuego se consume en el hogar y al fondo de tus ojos. Hace frío. Dormitas. Tus labios se distienden, se adelgazan; se diluye el paréntesis. Se disuelve la hermética tristeza y parece que sueñas con quedarte.

             

Una sonrisa  apócrifa,
              con regusto a pasado entre los dientes,
                        una convaleciente piedad adormecida
                                             te acuna el despertar…

       Le tomas los perfiles a las cosas. Me miras desde lejos, como en sueños. Simulas revolver en tu memoria rebuscando el presente, enterrando fantasmas con premura, aventando los restos de algo incierto, ¡tan tuyo, tan ajeno…!

                      

¿Soñabas con la luz?

                                    Apagas con cuidado la tristeza,
                                                       y enciendes el silencio.

 

       Todo vuelve a su sitio. No hay tiempo que pueda redimirme del olvido.

Entre paréntesis,
tus labios, 
                        
reanudan                                    
su pesadumbre                                                
eterna...                                                                     

 Gaviola 2005.

 

ENTRE PARÉNTESIS, TUS LABIOS

CONCIERTO DE TIMBALES

 

CONCIERTO DE TIMBALES

        Y fue tu mano arco lujurioso
deslizándose
sobre las fibras tensas de mi piel encendida:
cuero para tambor,
violín desafinado a fuerza de gemir
en aullidos obscenos,
en urgencias tangentes,
en turgencias de manos exaltadas.

 

       Yo, cuerda, labios para un concierto depravado
entonando vehemencias pecadoras,
transfigurando el hálito en gemido.

 

       Tú, viento y percusión; un geiser disoluto,
batiendo las entrañas de marimbas sedientas.

 

       Y al fondo de tus ojos, un leño incandescente,
mantuvo aún pautado el fuego hasta el crepúsculo,
cuando en el pecho exhausto
se silenció el clamor de los timbales.

 Gaviola 5.10.2005

 

 

Ir a Inicio

A Gaviolerías

A Enlaces

¿Que quién soy? gaviola_aznaitin@yahoo.es